miércoles, 27 de junio de 2012

SOLO NOS NUTRIMOS DE ÁTOMOS Y MOLÉCULAS



Esto puede parecer sorprendente al oírlo por primera vez, pero no lo es tanto si recordamos, por ejemplo, que el zumo de limón es esencialmente ácido cítrico, y el vinagre, ácido acético ambos formados por átomos de carbono, oxígeno e hidrógeno, combinados en diferente número, proporción y manera. También el agua –que incluiremos entre los elementos necesarios para nuestra dieta- es H2O, es decir una molécula formada por dos átomos de  hidrógeno y uno de oxígeno, y la sal está formada por cloro y por sodio.
Quizás los ejemplos citados parezcan endebles: zumo de limón, vinagre, agua, sal... ¡Ni siquiera parecen alimentos!

PERO ¿QUÉ HARÍAS SI TE OFRECIESEN UN MENÚ COMO EL SIGUIENTE?

PRIMER PLATO:
Proteínas desnaturalizadas, polipéptidos, aminoácidos, polisacáridos, celulosa, colesterol, y ácidos linoléico, propiónico y oléico.

SEGUNDO PLATO:
Proteínas con isoleucina, leucina, lisina, metionín, hierro, fósforo, magnesio, zinc, niacina y riboflavina

POSTRE
Lactosa, caseína, lactalbumina, calcio y fósforo y además ácido málico, más polisacáridos,
ésteres amílico y fórmico y acetaldehído.

Seguramente lo rechazarías, CREERÍAS QUE TE ESTÁN ENVENENANDO! Dudo que lo probarías, aunque viniese aderezado con palabras como “...sobre un crujiente lecho”, “...caramelizadas”, …con finas hierbas",  “...en finas láminas...”, “...de la huerta”, pensarías que es peligroso para tu salud y que te lo van a servir desde un frío y maloliente laboratorio de alquimista.
Pues, aunque faltan la gran mayoría de sus ingredientes, porque sino la lista sería interminable y muy poco atractiva, te cuento que acabas de rechazar  unos deliciosos huevos revueltos con queso, cebollas y tomates, un filete de ternera, un vaso de leche y una manzana.
La imposibilidad de relacionar todos los componentes de cualquier menú viene ilustrada por el hecho de que simplemente en el jugo de una cáscara de naranja hay 42 sustancias químicas diferentes, incluyendo 12 alcoholes, 9 aldehidos, 2 ésteres y 14 hidrocarburos. Del mismo modo, un vaso de leche, blanca y pura, recién ordeñada en la granja contiene: agua, triptasa, caseína, catalasas, lactoglobulina, peroxidasa, lactoalbúmina, caroteno (vitamina A), calcio, calciferol (vitamina
D), lactosa, tiamina (vitamina B1), fosfato dicálcico, riboflavina, xantofila (complejo de vitamina B2), triglicéridos, nicotinamida, ácido palmítico (complejo de vitamina B2), ácido mirístico, ácido fólico, ácido esteárico (complejo de vitamina B2), ácido oleico, ácido pantoténico, ácido butírico (complejo de vitamina B2), amilasa, pyridoxina (vitamina B6), lipasa…

CIERRA TUS OJOS, ABRE TU CONSCIENCIA, PORQUE LA VISTE SE NUTRE DE LO QUE NO VE 
TU INTELIGENCIA HACE A TU ALIMENTACIÓN. UTILÍZALA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si deseas, puedes comentar o dejar tu inquietud.