lunes, 3 de septiembre de 2012

LA NUTRICIÓN DEL FUTURO



NUTRICION CELULAR

                En general, cuando nos referimos a la nutrición pensamos primeramente en nuestro paladar. No obstante, un porcentaje interesante de la población comienza a pensar  que la nutrición también consiste en suministrar al organismo los nutrientes necesarios para estar sanos. En eso debemos centrarnos, en estar sanos, y si nos enfocamos en esa perspectiva de salud, la nutrición debe ser celular primordialmente. 
                
             Cambiar el enfoque de la nutrición en relación con la salud de nuestro órganos y tejidos como consecuencia reflejará el aspecto físico que queremos lograr. Estar bien por dentro será el reflejo de nuestra semblanza. El nuevo concepto nos ayuda a entender como nuestra salud y en definitiva la salud de nuestras células depende en gran medida de lo que ingerimos a través de la dieta y de ser necesario la suplentación. 


                La nutrución ortomolecular,  tiene en cuenta que todos los tejidos tienen una estructura que depende de la cooperación entre los distintos tipos de células, y por tanto es fundamental para la salud de los mismos y de los órganos, que las células estén sanas, en armonía y llenas de energía vital, en un abordaje holístico. 
                Defender el equilibrio entre nutrientes como algo fundamental para el correcto funcionamiento celular es PRIMORDIAL para promover una vida enfocada en salud. Es decir, que no solamente es necesario que la dieta no sea deficiente en ningún nutriente, sino también que no contenga sustancias en exceso, sustancias tóxicas, o aditivos que pueden desequilibrar el comportamiento celular dañando su capacidad para absorber y utilizar los nutrientes que le son esenciales en su proceso biológico.
               
           La célula puede ver su funcionamiento y estructura afectados tanto por una deficiencia o exceso de nutrientes como por un exceso de sustancias tóxicas como los innumerable aditivos alimentarios, la sal en exceso, los productos refinados y cocciones prolongadas, grasas saturadas, modificadas, o alimentos transgénicos(como uno de los tóxicos más agresivos hacia el hombre y el medio ambiente). Estas sustancias producen deficiencia de nutrientes, enlentece las funciones celulares y resta energía a la célula.
                El exceso de toxinas inhibe o destruye las enzimas, entorpece la producción de energía celular e incapacita a la célula para sintetizar proteinas. Algunas toxinas afectan al material genético y otras pueden dañar la pared celular. El sodio y el azucar en exceso tienen también un carácter tóxico y afectan a la célula de la misma manera que lo hacen las toxinas.

CLAVES PRÁCTICAS


                Retomar una dieta rica en agua pura. Calcule al menos 30c.c de agua pura por kilogramo de peso.
RESPIRE. Pero a consciencia, aprenda alguna técnica de respiración consciente) realice actividad física. La célula necesita oxígeno para su combustión y procesos metabólicos.
Incorpore verduras. De preferencia crudas y en abundancia. Las verduras contienen fibra, agua estructurada y pura, vitaminas, minerales fitonutrientres y enzimas que actúan en los procesos digestivos.
Incorpore frutas frescas: contienen las mismas propiedades orgánicas que las verduras pero con una dosis extra de energía por ser dulces. Fuente de azúcar natural y agua estructurada.
Frutos deshidratados: fuente extra de energía, libres de agua y altos en nutrientes. Sus azúcares son de mejor absorción, por lo que se recomienda para deportistas o dietas especiales.
Legumbres, semillas y cereales, este grupo es especial y nos podemos centrar en él y agruparlo porque es son alimentos con vida latente. Esto significa con energía en potencia. Cualquier grano, semillas o cereal, en condiciones óptimas, germina, brota y da fruto. Esos diferentes estados pueden ser aprovechados por el hombre para una nutrición enriquecida en nutrientes y energía. Aprender a hacer brotes, activados y leches vegetales es una clave en la nutrición celular.

Las semillas son fuente de aceites esenciales y antioxidantes Además de sus vitaminas y minerales. Ejemplo de estas podemos citar la chía, el sésamo, la amapola, el girasol, la mostaza, las semillas de calabaza …
Además de los cereales que conocemos, el arroz, el trigo, la avena, debemos reconocer otros tantos que fueron parte de nuestros antepasados y quedaron en el olvido como son la quinoa y el amaranto, los cuales se pueden preparar en brotes y hasta obtener leches vegetales de ellos deliciosas!
Una dieta basada en el reino vegetal, nos provee de todos los nutrientes que necesitamos para vivir sanos, activos, felices y envejecer retrasando el reloj biológico.
                Dieta consciente, como  cambio de hábitos por nosotros mismos, para y por el resto. Y eso se verá reflejado en lo que tanto buscamos fuera y solo lo encontraremos solo aprendiendo a mirar nuestro interior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si deseas, puedes comentar o dejar tu inquietud.