domingo, 26 de mayo de 2013

MAS CERCA DE ALEJAR EL ALZHEIMER. EL AJO, REMEDIO UNIVERSAL


 DEMOSTRADO,
 El Ajo disminuye las placas amiloides en la Enfermedad de Alzheimer
ALZHEIMER, EL LADRÓN DE TUS RECUERDOS
            La enfermedad de Alzheimer, un desafío importante a tratar en la salud pública, dado el impacto socio-económico determinado por el progresivo deterioro cognitivo que experimentan los pacientes.
          Desde el punto de vista fisiopatológico, la inhibición de la actividad de la enzima acetilcolinesterasa y la reducción de las placas de amiloide depositadas en distintas partes del cerebro, figuran entre los targets medicamentosos de selección. En este último sentido, cabe destacar que el principal componente de dichas placas son los sistemas fibrilares A-beta, por lo que se infiere que su erradicación o inhibición, son un paso muy importante en el detenimiento de la enfermedad.


         Al respecto, el extracto acuoso de ajo (tanto fresco como cocido) demostró en un ensayo in vitro, no solo inhibir la formación fibrilar A-beta, sino también disolver el tramado de las fibrillas preformadas. El mayor potencial desfribilador fue observado a los 2-3 días de incubación, y al parecer no estaría vinculada dicha actividad a la acción de enzimas presentes en el ajo (por ej. proteasas). Por lo tanto, los investigadores llegaron a la conclusión que el consumo de ajo podría prevenir las formaciones fibrilares A-beta en cerebro humano, lo cual representa un paso muy importante en la prevención de esta enfermedad.
EL REMEDIO UNIVERSAL

           El Allium Sativum, es uno de los remedios medicinales más antiguos de la humanidad. En el siglo I D.C. el médico y farmacólogo griego Dioscórides ya describió el ajo como el remedio perfecto contra la aterosclerosis, al que llamó un “limpiador de arterias”.
              El ajo, al igual que la cebolla y el pierro, contiene numerosos principios activos entre los que destacan sus compuestos azufrados. Los componentes principales identificados son la allina, que al machacar el ajo se convierte en alicina, y el sulfóxido de S-alil-cisteína.
                En 1995, en la revista Plastic and Reconstructive Surgery, un estudio sugirió que el consumo habitual de ajo ayudaba a prevenir la aparición de resfriados. En investigaciones in vitro, se ha observado la eficacia anti-microbiana de la allicina, además de observarse un potente efecto anti-fúngico sobre las bacterias “patógenas” como la cándida u otros hongos.En el año 2006, se publicó en la revista FEMS Immunology & Medical Microbiology, un estudio donde se demostró la efectividad del ajo para el tratamiento del Helicobacter Pylori.
             En el año 2006, en la prestigiosa revista Journal of Nutrition, se demostró que la suplementación con ajo frenaba la calcificacío de las arterias coronarias. En el año 2006, en otra prestigiosa revista llamada American Journal of Clinical Nutrition, se demostró que la suplementación con ajo en 90 sujetos fumadores y con sobrepeso, disminuía los niveles de proteína C reactiva, los triglicéridos en sangre o el colesterol LDL, por lo que se pueden atribuir beneficios cardiovasculares a la suplementación con ajo.

           Por su gran contenido en compuestos azufrados se atribuyen al ajo propiedades beneficiosas para el hígado. En el año 2009, en una publicación en la revista Human & Experimental Toxicology se observo un efecto modulador del CYP450, encargado de la fase II de desintoxicación, en ratas.
             Un review publicado en la revista BMC Cardiovascular Disorders, en el año 2009, se llegó a la conclusión que la suplementación con ajo puede reducir la tensión arterial en sujetos con hipertensión.
          Uno de los aspectos más estudiados en la actualidad, es el efecto anti-cancerígeno del ajo. En el año 2000, se publicó un review donde se demostraba que la suplementación con allium sativum reducía la probabilidad de sufrir cáncer de colon y estómago. En la revista American Journal Epidemiology se observó que las dietas que contenían abundante cantidad de ajo reducían la probabilidad de sufrir cáncer en un 30%, aunque se observó que las mujeres que consumían ajo, también elegían un estilo de vida más saludable, con un mayor consumo de verduras y frutas.
        Grandes médicos de la historia de la humanidad han utilizado el ajo con fines terapéuticos. A finales del siglo XIX, Louis Pasteur demostró ya los efectos antibióticos del ajo, y en 1944 el Dr. Arthur Stoll recibió el premio Nobel por descubrir la Allina.

AJOS CONFITADOS, RECETA PARA TENER AJOS SIEMPRE.

Ingredientes:
- 300 g de aceite de oliva virgen.
- 300 g de ajos pelados (equivale aproximadamente a  5 cabezas de ajos).
- Una ramita de romero seco.
- Un frasco de vidrio(500grs) con tapa, preferentemente oscuro.
Preparación: 

1. Pelar los ajos
2. Poner en una olla el aceite, la ramita de romero y los ajos
3. Dejar cocer a fuego muy suave durante 25 minutos o
hasta que los ajos queden blandos.
4. Guardar los ajos con el aceite y el romero en el frasco y cerrar bien. conservar en la heladera.
Estos ajos se pueden usar durante un mes, manteniendo sus propiedades intactas. Se pueden comer tal como salen del frasco, pero también se pueden utilizar para cualquier preparación. Confitados son menos fuertes y más digestivos. El aceite también se podrá usar para cocinar ya que habrá absorbido parte del perfume y el gusto de los ajos.


Los ajos, contienen aminoácidos azufrados, imprescindibles para innumerables funciones del cuerpo humano. Destacammos su efecto cardio-protector y beneficioso para los vasos sanguíneos, su eficácia anti-fúngica y anti-microbiana, su efecto hepato-desintoxicador y de regeneración de los tejidos, incluyendo los huesos, los tendones y las articulaciones.


María José Molina
Lic. en Nutrición
Referencia: - Veer Bala Gupta, S. S. Indi and K. S. J. Rao. (2009). Garlic Extract Exhibits Antiamyloidogenic Activity on Amyloid-beta Fibrillogenesis: Relevance to Alzheimer’s Disease. Phytother Res. 23: 111–115.

5 comentarios:

  1. Muy buen artículo. Me encantó la estructura. La receta práctica es un extraordinario aporte.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo. Me gusta su estructura en donde se incluye los principios y la historia de este milagroso alimento. Y lo mejor de todo fue la receta práctica.
    5 estrellas

    ResponderEliminar
  3. Hola Fernando! Muchas gracias por tu aporte, realmente como dices, la receta en este caso es importante. Hago incapié en que debemos pensar más en realizar nuestra propia medicina, pensar en la biodiversidad a la hora de consumir productos, y sobre todo entender que cada beneficio que hago en mí debe ser también un beneficio pensado en el planeta. DEBEMSO PENSAR EN NUESTRA MADRE TIERRA. Hoy, más que cuidarla y protejerla, resulta el sanarla de todo lo que incoscientemente la hemos dañado.
    Un abrazo mi amigo querido y muchos éxitos!
    Gracias por estar. Algo qeu realmente valoro mucho.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola Maria Jose ! muy buena informacion , que cantidad de ajo se debe incorporar semanalmente a la dieta ?

    ResponderEliminar
  5. Excelente. Pienso que el ajo y la cebolla son alimentos que el creador en su bondad nos dejo.

    ResponderEliminar

Si deseas, puedes comentar o dejar tu inquietud.