jueves, 23 de mayo de 2013

VARIANTES EN EL TÉ


Sólo recibe la denominación té, la infusión correspondiente a las hebras de la camellia sinensis, ya sea sinensis sinensis  o sinensis assámica. El té es clasificado de acuerdo con el nivel de procesamiento y técnica de producción utilizada. Los cuatro grandes grupos de té son:
  1. Té Blanco: los brotes jóvenes de la planta se dejan marchitar naturalmente y luego son secados al sol. No se deja fermentar. Es el tipo de té con menor procesamiento.
  2. Té Verde: las hojas de la planta no se dejan marchitar y tampoco se dejan fermentar.
  3. Oolong: las hojas se dejan marchitar y se fermentan parcialmente, en un rango que oscila entre el 30% al 70% del tiempo que requiere un té negro.
  4. Té Negro: las hojas se dejan marchitar y luego se fermentan completamente. La fermentación es el proceso a través del cual se retira la mayor parte del agua natural de la hoja, motivo por el cual la apariencia, tamaño y sensación táctil de este tipo de té exhibe un grado mayor de sequedad y falta de flexibilidad en comparación con los anteriores

          Estas cuatro grandes categorías pueden desglosarse en subgrupos más pequeños (ya sea por tipos excepcionales de té que no son puntualmente representativos de una clase en particular, o bien porque existe un grado de divergencia en cuanto a qué tipo puede ser clasificado).
            No se incluyen en la segmentación efectuada, las infusiones provenientes de otras plantas, ya que dentro del mundo del té, corresponden a la tipología de tisanas o infusiones a base de hierbas.
 

1 comentario:

  1. No sabía de la existencia del té blanco.
    Voy a averiguar para conseguirlo.
    Gracias por la informacion

    ResponderEliminar

Si deseas, puedes comentar o dejar tu inquietud.